Cómo prepararse para la jubilación: más que dinero en el banco

En la actualidad se encuentra por doquier información sobre la importancia de ahorrar suficiente dinero para una jubilación segura y desahogada. Contar con suficientes recursos financieros al jubilarse es importante, pero según los psicólogos que estudian la jubilación, el dinero es sólo una parte de la ecuación para vivir una vida feliz y productiva después de que uno deja de trabajar. Además, hay que hacer planes para desarrollar otros intereses y realizar una transición gradual considerando de dónde proviene su autoestima.

Para los hombres y mujeres que se definen a través de sus carreras, dejar esa identidad atrás suele resultar muy difícil.

Las relaciones con los cónyuges e hijos suelen también cambiar durante la jubilación. Las parejas habituadas a despedirse por la mañana y al "¿cómo te fue hoy?" por la noche, de pronto ahora también están juntas al mediodía. Esto implica una adaptación para ambas partes.

Muchos psicólogos recomiendan jubilarse gradualmente, cumplir un horario de trabajo de medio tiempo o trabajar como consultor, antes de dejar de trabajar por completo. El nuevo tiempo libre puede destinarse a investigar nuevos pasatiempos o redescubrir los antiguos.

No sea inflexible al planificar la jubilación y no le juegue todo lo que respecta a su jubilación a una carta. Por ejemplo, muchos jubilados planean pasar mucho tiempo viajando pero algún problema físico puede imposibilitar los viajes por todas partes. Es importante tener un programa equilibrado de actividades; los viajes, los pasatiempos, el trabajo voluntario, los ejercicios, la educación para adultos son todas actividades que resultan gratificantes para los jubilados.