Los problemas de la vida pueden afectar su mente y su cuerpo

Los fallecimientos, el divorcio, la pérdida del empleo y las enfermedades crónicas son algunas de las muchas situaciones que pueden traer mucho estrés y ansiedad a su vida.

Pero hasta los factores estresantes cotidianos — aquellos que usted piensa que puede manejar — pueden abrumarlo hasta trastornarle la vida y afectar su salud física y mental.

El trabajo

Ahora se trabajan más horas, hay menos personal para realizar las mismas tareas, los jefes son más exigentes e impera la discordia entre compañeros de trabajo.

La familia

Es agotante mantener el matrimonio a flote, llegar a fin de mes, lidiar con adolescentes conflictivos, criar a los hijos y cuidar de padres ancianos, a la vez que se enfrenta la dificultad de desarrollar dos carreras a la vez.

La salud física

Los dolores de cabeza, los malestares provocados por el estrés, la recuperación después de una enfermedad que haya puesto en peligro su vida y aprender a vivir con una enfermedad crónica también pueden causar estrés.

Su mente y su cuerpo funcionan como uno

Las investigaciones en psicología revelan que la mente y el cuerpo están íntimamente vinculados. Si su salud mental se deteriora, su salud física puede empeorar también. Y si su salud física se afecta, puede sentirse mentalmente “deprimido.” Una actitud positiva puede ayudarlo a mantenerse saludable.

Al desarrollar una mayor resiliencia, su vida diaria mejorará también. Esto le ayudará a adaptarse al estrés y a salir adelante en los momentos más difíciles de la vida. La resiliencia no es algo que nos viene de nacimiento, sino que se desarrolla con el tiempo. Las personas con resiliencia disfrutan de un sólido bienestar emocional, gozan de relaciones sanas y tienen una actitud optimista. Es bien sabido que el optimismo y las buenas relaciones mejoran la salud y aumentan la longevidad. Preste atención a lo que le diga su cuerpo sobre el estado de su mente. Por ejemplo, si sufre de dolores de cabeza por tensión, es posible que el cuerpo le esté alertando de que necesita ayuda para lidiar con lo que ocurre en su mente.

El psicólogo puede ayudarle en su vida cotidiana

El psicólogo puede ayudarle a lidiar con los retos y el estrés que enfrenta cada día trabajando con usted en la búsqueda de estrategias que le ayuden a desarrollar una mayor resiliencia. Hablar con un psicólogo puede ayudarle a controlar pensamientos y sentimientos difíciles que pueden afectar su funcionamiento diario.

El bienestar psicológico y el desarrollo de la resiliencia van aparejados y le proporcionan:

  • la capacidad de hacer y llevar a cabo planes realistas para lidiar con los factores estresantes en su vida;
  • una visión positiva de sí mismo y confianza en su fortaleza y capacidad para enfrentar los retos de la vida;
  • destrezas de comunicación y solución de problemas;
  • la capacidad de controlar sentimientos intensos, pensamientos negativos y comportamientos perjudiciales que pudieran surgir bajo la influencia del estrés; y
  • formas de evitar enfermedades provocadas por el estrés y la ansiedad.
El psicólogo puede ayudarle cuando le sea imposible resolver un problema por su cuenta

En ocasiones, pueden aquejarle sentimientos abrumadores o una enfermedad grave. Es precisamente en esos momentos que puede ayudarle un psicólogo.

La eficacia de la psicoterapia en el tratamiento de la depresión, la ansiedad y otros problemas de salud conductual está demostrada. Por ejemplo, los pacientes con enfermedades cardiacas viven más tiempo cuando la psicoterapia forma parte de su tratamiento.

Si llega a un momento en su vida en que desea ayuda profesional, es recomendable que hable con alguien con quien se sienta cómodo y en quien pueda confiar. Un buen amigo puede escucharle, pero un psicólogo tiene las destrezas y la capacitación profesional para ayudarle a controlar el estrés y las emociones cuando se sienta abrumado.

  • Los psicólogos tienen títulos doctorales y certificación del estado en el que desempeñan su profesión.
  • Los psicólogos reciben uno de los más altos niveles de educación entre todos los profesionales de la salud, dedicando un promedio de siete años a estudios y capacitación luego de recibir el título universitario.
  • Los psicólogos son expertos en la experiencia y el comportamiento humanos.
  • Los psicólogos están capacitados para ayudar a los pacientes a enfrentar de forma más eficaz los problemas de la vida. Estos usan técnicas basadas en la investigación más reciente, así como en sus destrezas y experiencia clínica, tomando en cuenta los valores, circunstancias y objetivos personales de cada individuo.

El psicólogo puede ayudarle a identificar sus problemas y a encontrar formas de enfrentarlos de forma eficaz; a cambiar comportamientos y hábitos perjudiciales; y a encontrar maneras constructivas de hacerle frente a situaciones fuera de su control. En otras palabras, el psicólogo puede ayudarle a mejorar su bienestar físico y mental.

Es hora de hablar con un psicólogo cuando:
  • usted quiera evitar que los factores estresantes de la vida pongan en peligro su salud física o emocional.
  • usted quiera desarrollar confianza y resiliencia para enfrentar directamente los retos que se le presentan.
  • usted quiera ganar ventaja mental para alcanzar su potencial máximo en su trabajo y mejorar sus relaciones familiares.
  • a usted o a algún familiar le hayan diagnosticado una enfermedad crónica.
  • usted se sienta abrumado y no pueda resolver un problema por su cuenta.
¿Por dónde empiezo? Respuestas a preguntas que usted se estará haciendo
¿Cómo puedo encontrar a un psicólogo?

La Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA en inglés) puede ayudarle. Visite el sitio web PsychologistLocator.org o llame al teléfono (800) 964-2000 para que le comuniquen con el servicio estatal o local de remisión a psicólogos correspondiente al área en que reside.

¿Hay confidencialidad?

Su privacidad es importante para usted y lo será para su psicólogo. Todos los miembros de la Asociación Americana de Psicología se rigen por un código de ética que les exige implantar medidas razonables para preservar la confidencialidad del paciente. La Ley de Privacidad amparada por la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de los Seguros Médicos (Health Insurance Portability and Accountability Act, HIPAA en inglés) le otorga más derechos y fortalece la protección de su privacidad. Por ejemplo, su psicólogo tiene la opción de impedir que las compañías de seguro médico tengan acceso a las notas de psicoterapia de su caso. Además, muchas leyes estatales proporcionan garantías adicionales.

¿Mi seguro médico cubre la psicoterapia?

Muchos seguros médicos cubren los servicios psicológicos. Además, los programas de cobertura de servicios de salud patrocinados por el gobierno como Medicare y TRICARE, la iniciativa de salud para militares estadounidenses, proporcionan varios niveles de cobertura. En el año 2008, el Congreso aprobó la Ley de Paridad de la Salud Mental y el Tratamiento de la Adicción (Mental Health Parity and Addiction Equity Act en inglés). Esta ley exige a los seguros médicos con algún tipo de cobertura de salud mental que la misma sea igual o comparable tanto para los servicios de salud mental como para los de salud física.

Por ejemplo, si el seguro médico no limita las consultas anuales con el médico, no puede tampoco limitar las consultas anuales con el psicólogo. Además, los gastos por concepto de salud mental que abona el paciente, tales como los copagos, no pueden ser mayores que los establecidos para la mayoría de los servicios de salud física.

Esta ley es aplicable a todos los seguros médicos para más de 50 empleados que incluyan servicios de salud mental o abuso de sustancias como parte de su cobertura. Por otro lado, este principio no es aplicable a Medicare. Del mismo modo, los seguros médicos para empleados estatales y locales pueden optar por ignorar esta ley, aunque pocos lo hacen.

Por otro lado, muchos estados tienen leyes que les exigen paridad a los seguros médicos grupales para menos de 50 empleados. A partir del año 2014, todos los estados les exigirán la aplicación de paridad a muchos seguros médicos para grupos pequeños, como lo exige la Ley de Atención Médica Asequible (Affordable Care Act en inglés).

¿Cómo puedo obtener información sobre mi cobertura?

Verifique la cobertura de servicios psicológicos con el representante de su seguro médico. Averigüe si su seguro médico tiene un grupo de proveedores o “red” entre los que pueda escoger o si puede solicitar los servicios de cualquier psicólogo con el que se sienta cómodo. Si se le permite escoger psicólogos fuera de la red, pregunte si habrá diferencias en la cobertura.

¿Y si mi cobertura de seguros no es la adecuada?

Gran parte de los empleadores medianos y grandes ofrecen programas de ayuda al empleado (Employee Assistance Programs, EAP en inglés) que brindan asesoría gratuita limitada a los empleados. Los EAP también pueden recomendarle o remitirle a un psicólogo que pueda atenderlo con una tarifa asequible. Algunos estados tienen centros comunitarios de salud mental y hospitales docentes donde se prestan servicios bajo un régimen de escala de pago variable o que tienen fuentes de financiamiento gubernamental. Asimismo, existen múltiples asociaciones de psicólogos a nivel estatal o local que mantienen directorios de psicólogos que atienden pacientes a precios reducidos.

¿Cómo puedo escoger al psicólogo idóneo?

Una vez que tenga el nombre o nombres de varios psicólogos, llámelos por teléfono y hágales algunas preguntas iniciales, como las que le presentamos a continuación, antes de decidirse:

1. ¿Está certificado para prestar servicios en mi estado?
2. ¿En qué campos se especializa? (Por ejemplo: depresión, ansiedad, control del estrés, manejo de una enfermedad crónica, problemas con relaciones sentimentales, etc.)
3. ¿Cuáles son sus políticas de facturación y pago? Por ejemplo: ¿solicita el pago completo e inmediato al prestar el servicio?
4. ¿Acepta mi seguro médico?
5. ¿Le facturará directamente a mi seguro médico?

También puede verificar la certificación de cualquier psicólogo en su estado por medio de la junta estatal de certificación de psicología. Para buscar la junta estatal de certificación que le corresponde, visite el sitio web de la Asociación de Juntas Estatales y Provinciales de Psicología (Association of State and Provincial Psychology Boards).

Su tratamiento consistirá en el trabajo en equipo entre usted y su psicólogo. Por tanto, es importante que se sienta cómodo con el psicólogo que escoja y que cree una buena relación de comunicación con el mismo.

Recursos